https://religiousopinions.com
Slider Image

Versículos de la Biblia para Pascua

¿Estás buscando un versículo bíblico en particular para escribir en tus tarjetas de Pascua? ¿Deseas meditar sobre el significado de la resurrección de Jesucristo? La Pascua o el Día de la Resurrección, como muchos cristianos se refieren a la festividad, es un momento para celebrar la resurrección de Jesucristo. Esta colección de versículos bíblicos del Día de la Resurrección se centra en el tema de la muerte, sepultura y resurrección de Cristo, y lo que estos eventos significan para sus seguidores.

Versículos de la Biblia de Pascua

Juan 11: 25-26
Jesús le dijo: "Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y el que vive y cree en mí nunca morirá".

Romanos 1: 4-5
Y Jesucristo, nuestro Señor, demostró ser el Hijo de Dios cuando Dios lo levantó de la muerte por medio del Espíritu Santo. A través de Cristo, Dios nos ha dado el privilegio y la autoridad para decirle a los gentiles en todas partes lo que Dios ha hecho por ellos, para que lo crean y lo obedezcan, y glorifiquen su nombre.

Romanos 5: 8
Pero Dios demuestra su propio amor por nosotros en esto: mientras aún éramos pecadores, Cristo murió por nosotros.

Romanos 6: 8-11
Ahora, si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él. Porque sabemos que desde que Cristo resucitó de entre los muertos, no puede morir de nuevo; la muerte ya no tiene dominio sobre él. La muerte que él murió, murió al pecado de una vez por todas; pero la vida que vive, la vive para Dios. De la misma manera, considérense muertos al pecado pero vivos para Dios en Cristo Jesús.

Filipenses 3: 10-12
Quiero conocer a Cristo y el poder de su resurrección y la comunión de compartir sus sufrimientos, llegar a ser como él en su muerte, y así, de alguna manera, alcanzar la resurrección de los muertos. No es que ya haya obtenido todo esto, o que ya haya sido perfeccionado, pero sigo adelante para aferrarme a aquello por lo que Cristo Jesús se apoderó de mí .

1 Pedro 1: 3
¡Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo! En su gran misericordia nos ha dado un nuevo nacimiento en una esperanza viva a través de la resurrección de Jesucristo de los muertos.

Mateo 27: 50-53
Y cuando Jesús volvió a gritar en voz alta, abandonó su espíritu. En ese momento, la cortina del templo se rasgó en dos, de arriba abajo. La tierra tembló y las rocas se partieron. Las tumbas se abrieron y los cuerpos de muchas personas santas que habían muerto fueron resucitados. Salieron de las tumbas, y después de la resurrección de Jesús entraron en la ciudad santa y se aparecieron a muchas personas.

Mateo 28: 1-10
Después del sábado, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a mirar la tumba. Hubo un terremoto violento, porque un ángel del Señor bajó del cielo y, yendo a la tumba, hizo retroceder la piedra y se sentó sobre ella. Su apariencia era como un rayo, y su ropa era blanca como la nieve. Los guardias le tenían tanto miedo que temblaron y se volvieron como hombres muertos.

El ángel dijo a las mujeres: "No tengan miedo, porque sé que están buscando a Jesús, quien fue crucificado. Él no está aquí; ha resucitado, tal como dijo. Venga y vea el lugar donde yacía. Luego ve rápidamente y dile a sus discípulos: "Ha resucitado de entre los muertos y va delante de ti a Galilea. Allí lo verás". Ahora te lo he dicho ".

Entonces las mujeres se alejaron de la tumba, asustadas pero llenas de alegría, y corrieron a contarle a sus discípulos. De repente, Jesús los encontró. "Saludos", dijo. Se acercaron a él, le agarraron los pies y lo adoraron. Entonces Jesús les dijo: "No tengan miedo. Vayan y digan a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán".

Marcos 16: 1-8
Cuando terminó el sábado, María Magdalena, María, la madre de Jacobo, y Salomé compraron especias para que pudieran ungir el cuerpo de Jesús. Muy temprano el primer día de la semana, justo después del amanecer, se dirigían a la tumba y se preguntaban: "¿Quién rodará la piedra desde la entrada de la tumba?"

Pero cuando levantaron la vista, vieron que la piedra, que era muy grande, había sido rodada. Cuando entraron a la tumba, vieron a un joven vestido con una túnica blanca sentada en el lado derecho, y se alarmaron.

"No se alarme", dijo. "Estás buscando a Jesús el Nazareno, quien fue crucificado. ¡Ha resucitado! Él no está aquí. Mira el lugar donde lo pusieron. Pero ve, dile a sus discípulos y a Pedro: 'Él va delante de ti a Galilea. Allí lo verás, tal como él te lo dijo ".

Temblando y desconcertada, las mujeres salieron y huyeron de la tumba. No le dijeron nada a nadie porque tenían miedo.

Faeries en el jardín

Faeries en el jardín

¿Qué es un culto de carga?  Orígenes del término

¿Qué es un culto de carga? Orígenes del término

Biografía de Haile Selassie: Emperador etíope y Mesías Rastafari

Biografía de Haile Selassie: Emperador etíope y Mesías Rastafari