https://religiousopinions.com
Slider Image

La mejor manera de practicar la meditación de pie

Entre las miles de formas de qigong, alquimia interna y meditación taoísta, la meditación de pie es una de las más simples y, al menos potencialmente, más poderosas. Con su cuerpo físico alineado de una manera particular y en su mayor parte inmóvil, se alienta qi (chi), o energía de fuerza vital, a encontrar su ritmo natural a medida que fluye a través del sistema de meridianos. Esto disuelve suavemente cualquier bloqueo que pueda haber estado previniendo este ritmo natural. Por lo general, esta meditación debería durar hasta 30 minutos, pero puedes meditar por más tiempo si lo deseas.

Practica la meditación de pie

Encuentre un lugar tranquilo y agradable para practicar la meditación. Inicialmente, es mejor practicar esto adentro, aunque mirar una ventana para ver una belleza natural inspiradora es bueno.

Párese con los pies separados a la altura de las caderas y paralelos (dedos apuntando hacia adelante). Suaviza la parte posterior de tus rodillas lo suficiente como para sentir que tu pelvis se relaja hacia abajo y sentir el peso en tus pies. Debería sentirse como si acabaras de montar un caballo.

Mire hacia adelante, con la cabeza alineada justo encima de la columna para que los músculos de la cara, cabeza, cuello y garganta se puedan relajar. Sonríe suavemente y flota la punta de la lengua hacia el paladar, justo detrás de los dientes frontales superiores. Tu lengua puede estar tocando tus dientes o simplemente flotando muy cerca.

Ahora, mueva sus manos hacia arriba de ocho a diez pulgadas delante de su abdomen inferior, con las palmas hacia su dantian inferior (un par de pulgadas debajo de su ombligo) y las yemas de los dedos de sus dos manos apuntando (pero sin tocarse). Debe colocarse casi como si estuviera abrazando un árbol pequeño. Deje que sus dedos se extiendan, con espacio entre ellos, y sus codos ligeramente levantados para que sus axilas se sientan huecas.

Tome un par de inhalaciones profundas y exhalaciones completas. Mientras haces esto, haz los pequeños ajustes que necesites en tu postura para que se sienta cómodo. Imagina que eres una montaña o una antigua secoya algo profundamente estable y sereno.

Ahora deje que su respiración vuelva a su ritmo natural y llegue a un lugar de quietud en su cuerpo físico. Enfoca tu suave mirada suavemente frente a ti mientras mantienes una ligera conciencia de tu dantian. Acomódate en no hacer nada.

Mantenga esta posición durante diez minutos o más. Aumente la cantidad de tiempo durante las semanas, meses o años que practica.

Consejos para meditar

Mientras mantiene quieto su cuerpo físico, tome conciencia de los aspectos más sutiles de su ser. Por ejemplo, el flujo de qi a través de los meridianos, o una especie de amplitud que se extiende mucho más allá de lo físico. Mientras practica, simplemente deje que su atención note lo que nota, con una curiosidad infantil, sin necesariamente tratar de darle sentido conceptual.

Si experimenta molestias físicas en un lugar particular de su cuerpo, envíe la energía de una sonrisa a ese lugar. También puede crear movimientos circulares o en espiral muy pequeños (apenas visibles) en ese lugar para relajar la tensión muscular.

A medida que el qi encuentra y se mueve a través de bloqueos en los meridianos, puede experimentar movimientos espontáneos. Si esto sucede, sepa que es una parte natural del proceso y simplemente regrese a la posición básica después de que el movimiento se haya completado. Tenga en cuenta: esto no sucede para todos, y tales movimientos no deben ser inducidos de ninguna manera.

El qi tarda unos treinta minutos en completar un solo ciclo a través del cuerpo. Aspira a meditar al menos mientras practiques esta técnica.

¿Cuál era el idioma original de la Biblia?

¿Cuál era el idioma original de la Biblia?

Chamanismo: definición, historia y creencias

Chamanismo: definición, historia y creencias

Biografía de Justin Martyr

Biografía de Justin Martyr