https://religiousopinions.com
Slider Image

7 grandes versículos bíblicos para el día del patriota

Un patriota es cualquier persona que ama y defiende su país. En los Estados Unidos, el Día del Patriota es un día nacional de servicio y recuerdo que conmemora el aniversario de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 en nuestra nación. Al recordar a los que murieron y a los héroes que respondieron con sacrificios de compasión, tome valor con estas palabras de esperanza y consuelo de las Escrituras.

Versículos de la Biblia del Día del Patriota

El libro de los Salmos contiene hermosa poesía originalmente destinada a ser cantada en los servicios de adoración judía. Cientos de salmos hablan de la tragedia humana y contienen algunos de los versos más edificantes de la Biblia. Podemos recurrir a los Salmos por comodidad:

En ti confío, oh Dios mío. No me dejes avergonzar, ni dejes que mis enemigos triunfen sobre mí. Nadie cuya esperanza esté en ti jamás será avergonzado, pero será avergonzado si son traicioneros sin excusa. (Salmo 25: 2-6, NVI)

El Salmo 119 celebra la poderosa Palabra de Dios, y este versículo ilustra su componente protector. La Palabra de Dios es un refugio y un escudo. Podemos correr hacia él y encontrar esperanza para nuestras almas:

Eres mi refugio y mi escudo; He puesto mi esperanza en tu palabra. (Salmo 119: 114, NVI)

Dios no promete un mundo sin problemas, pero sí promete cuidar a todos los que están angustiados. Él estará con nosotros para sanar nuestros corazones rotos y vendar nuestras heridas:

Él sana a los que tienen el corazón roto y venda sus heridas. (Salmo 147: 3, NVI)

Incluso en nuestra desesperación más profunda y aflicción amarga, a menudo ocurre una notable transición de actitud cuando nos volvemos y recordamos al Señor. Nuestra base para una esperanza renovada en la tragedia es el gran amor de Dios por nosotros. Como estadounidenses, fuimos testigos de esta transición de la desesperación a la esperanza renovada a medida que nuestra nación se unió para sanar:

Los recuerdo bien, y mi alma está abatida dentro de mí. Sin embargo, esto me viene a la mente y, por lo tanto, tengo esperanza: debido al gran amor del Señor, no somos consumidos, porque sus compasiones nunca fallan. Son nuevos cada mañana; grande es tu fidelidad. (Lamentaciones 3: 20-23, NVI)
Temblé por dentro cuando escuché todo esto; mis labios temblaron de miedo. Mis piernas cedieron debajo de mí y temblé de terror. Esperaré tranquilamente el día que viene cuando el desastre golpeará a las personas que nos invaden. Aunque las higueras no tienen flores, y no hay uvas en la vid; a pesar de que la cosecha de olivos falla, y los campos yacen vacíos y estériles; ¡Aunque los rebaños mueran en los campos y los establos estén vacíos, me alegraré en el Señor! Estaré alegre en el Dios de mi salvación. ¡El Soberano Señor es mi fuerza! Me pondrá tan seguro como un ciervo y me llevará a salvo por las montañas. (Habacuc 3: 16-19, NVI)

Los que ponen su fe en Jesucristo, el Mesías, tienen la esperanza de la vida eterna. La muerte no dará lugar a la descomposición. Los fieles del Señor recibirán la corona de la vida:

David dijo acerca de él: "Vi al Señor siempre delante de mí. Debido a que él está a mi diestra, no seré sacudido. Por lo tanto, mi corazón se alegra y mi lengua se alegra; mi cuerpo también vivirá en la esperanza, porque tú no abandóname a la tumba, ni dejarás que tu Santo vea descomposición ... (Hechos 2: 25-27, NVI)

Nuestra vida en Jesucristo se basa en los buenos propósitos de Dios para nosotros. Y el plan de Dios para los creyentes incluye el sufrimiento. Es posible que no comprendamos por qué tenemos que experimentar tragedias como el 11 de septiembre, pero podemos saber que Dios tiene un buen propósito que está trabajando a través de estas pruebas. Cuando nos encontramos en circunstancias difíciles, podemos confiar en que Dios está obrando en todas las cosas: lo bueno, lo malo y lo feo. Nada sucede fuera de su plan; nada se le escapa. Por esta razón, muchos cristianos consideran que este es uno de los mejores versículos de la Biblia:

Y sabemos que en todas las cosas Dios trabaja para el bien de aquellos que lo aman, que han sido llamados según su propósito. Para aquellos que Dios sabía de antemano, él también predestinó a ser conformado a la semejanza de su Hijo, para que él pudiera ser el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, también los llamó; a los que llamó, también los justificó; a los que justificó, también glorificó.
Entonces, ¿qué diremos en respuesta a esto? Si Dios está por nosotros, ¿quién puede estar en contra de nosotros? ... ¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Deberán los problemas, las dificultades, la persecución, el hambre, la desnudez, el peligro o la espada? Como está escrito: "Por tu bien, nos enfrentamos a la muerte todo el día; se nos considera como ovejas sacrificadas".
No, en todas estas cosas somos más que vencedores a través del que nos amó. Porque estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni el presente ni el futuro, ni los poderes, ni la altura ni la profundidad, ni ninguna otra cosa en toda la creación, podrán separarnos del amor de Dios que está en Cristo Jesús nuestro Señor. (Romanos 8: 28-39, NVI)
Afirmaciones vs juramentos en la corte

Afirmaciones vs juramentos en la corte

Singapur, el país con mayor diversidad religiosa del mundo

Singapur, el país con mayor diversidad religiosa del mundo

7 diosas del empoderamiento

7 diosas del empoderamiento