https://religiousopinions.com
Slider Image

25 versículos de la Biblia para funerales y tarjetas de condolencia

Permita que la poderosa Palabra de Dios ofrezca consuelo y fortaleza a sus seres queridos en su momento de dolor. Estos versículos de la Biblia para condolencias se eligen especialmente para usar en sus tarjetas y cartas de condolencia, o para ayudarlo a pronunciar palabras de consuelo en un funeral o servicio conmemorativo.

Simpatía Versículos de la Biblia

Los Salmos son una colección de poesía hermosa originalmente destinada a ser cantada en los servicios de adoración judía. Muchos de estos versículos hablan del dolor humano y contienen algunos de los versículos más reconfortantes de la Biblia. Si conoces a alguien que está sufriendo, llévalo a los Salmos:

El Señor es un refugio para los oprimidos, un refugio en tiempos de problemas. (Salmo 9: 9, NTV)
SEÑOR, conoces las esperanzas de los indefensos. Seguramente escucharás sus gritos y los consolarás. (Salmo 10:17, NTV)
Enciendes una lámpara para mí. El SEÑOR, mi Dios, ilumina mi oscuridad. (Salmo 18:28, NTV)
Incluso cuando camino por el valle más oscuro, no tendré miedo, porque estás cerca de mí. Su vara y su personal me protegen y consuelan. (Salmo 23: 4, NTV)
Dios es nuestro refugio y fortaleza, siempre dispuesto a ayudar en tiempos de problemas. (Salmo 46: 1, NTV)
Porque este Dios es nuestro Dios por los siglos de los siglos; Él será nuestra guía hasta el final. (Salmo 48:14, NTV)
Desde los confines de la tierra, te pido ayuda cuando mi corazón está abrumado. Llévame a la imponente roca de seguridad ... (Salmo 61: 2, NTV)
Tu promesa me revive; Me consuela en todos mis problemas. (Salmo 119: 50, NTV)

Eclesiastés 3: 1-8 es un pasaje atesorado que a menudo se cita en funerales y servicios conmemorativos. El pasaje enumera 14 "opuestos", un componente común en la poesía hebrea que indica finalización. Estas líneas bien conocidas ofrecen un reconfortante recordatorio de la soberanía de Dios. Si bien las estaciones de nuestras vidas pueden parecer aleatorias, podemos estar seguros de que hay un propósito para todo lo que experimentamos, incluso en momentos de pérdida.

Hay un tiempo para todo y una temporada para cada actividad bajo el cielo:
tiempo de nacer y tiempo de morir,
un tiempo para plantar y un tiempo para desarraigar ...
tiempo de derribar y tiempo de construir,
tiempo de llorar y tiempo de reír,
un tiempo para llorar y un tiempo para bailar ... (Eclesiastés 3: 1-8, NVI)

Isaías es otro libro de la Biblia que habla enérgicamente a quienes sufren y necesitan consuelo:

Cuando atravieses aguas profundas, estaré contigo. Cuando atravieses ríos de dificultad, no te ahogarás. Cuando camines a través del fuego de la opresión, no te quemarás; Las llamas no te consumirán. (Isaías 43: 2, NTV)
¡Canten de alegría, cielos! ¡Alégrate, oh tierra! Ráfaga de canciones, ¡oh montañas! Porque el SEÑOR ha consolado a su pueblo y tendrá compasión de ellos en su sufrimiento. (Isaías 49:13, NTV)
La gente buena fallece; los piadosos a menudo mueren antes de tiempo. Pero a nadie parece importarle o preguntarse por qué. Nadie parece entender que Dios los está protegiendo del mal por venir. Para aquellos que siguen caminos piadosos descansarán en paz cuando mueran. (Isaías 57: 1-2, NTV)

Puede sentirse abrumado por un dolor que aparentemente nunca disminuirá, pero el Señor promete nuevas misericordias cada mañana. Su fidelidad dura para siempre:

Porque el Señor no abandona a nadie para siempre. Aunque trae pena, también muestra compasión de acuerdo con la grandeza de su amor inagotable "(Lamentaciones 3: 22-26; 31-32, NTV)

Los creyentes experimentan una cercanía especial con el Señor en tiempos de dolor. Jesús está con nosotros, llevándonos en nuestras penas:

El SEÑOR está cerca de los quebrantados de corazón; él rescata a aquellos cuyos espíritus son aplastados. (Salmo 34:18, NTV)
Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. (Mateo 5: 4 NKJV)
Entonces Jesús dijo: "Vengan a mí, todos ustedes que están cansados ​​y llevan cargas pesadas, y les daré descanso" (Mateo 11:28, NTV).

La muerte de un cristiano es muy diferente de la muerte de un incrédulo. La diferencia para un creyente es la esperanza. Las personas que no conocen a Jesucristo no tienen fundamento para enfrentar la muerte con esperanza. Debido a la resurrección de Jesucristo, enfrentamos la muerte con la esperanza de la vida eterna. Y cuando perdemos a un ser querido cuya salvación estaba segura, nos afligimos con esperanza, sabiendo que volveremos a ver a esa persona en el cielo:

Y ahora, queridos hermanos y hermanas, queremos que sepan qué pasará con los creyentes que han muerto para que no se aflijan como personas que no tienen esperanza. Ya que creemos que Jesús murió y resucitó a la vida nuevamente, también creemos que cuando Jesús regrese, Dios traerá de regreso a él a los creyentes que han muerto. (1 Tesalonicenses 4: 13-14, NTV)
Ahora que nuestro Señor Jesucristo mismo y Dios nuestro Padre, que nos amó y por su gracia nos dio consuelo eterno y una esperanza maravillosa, lo consuele y lo fortalezca en todo lo bueno que hace y dice. (2 Tesalonicenses 2: 16-17, NTV)

Los creyentes también son bendecidos con la ayuda de otros hermanos y hermanas en la iglesia que brindarán apoyo y el consuelo del Señor:

Toda alabanza a Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo. Dios es nuestro Padre misericordioso y la fuente de todo consuelo. Nos consuela en todos nuestros problemas para que podamos consolar a los demás. Cuando estén preocupados, podremos darles el mismo consuelo que Dios nos ha dado. (2 Corintios 1: 3-4, NTV)
Llevar las cargas de los demás, y de esta manera cumplirán la ley de Cristo. (Gálatas 6: 2, NVI)
Sé feliz con los que son felices y llora con los que lloran. (Romanos 12:15, NTV)

Perder a alguien que amamos mucho es uno de los viajes de fe más desafiantes. Gracias a Dios, su gracia proporcionará lo que nos falta y todo lo que necesitamos para sobrevivir:

Así que vamos valientemente al trono de nuestro Dios gracioso. Allí recibiremos su misericordia, y encontraremos gracia para ayudarnos cuando más la necesitemos. (Hebreos 4:16, NTV)
Pero él me dijo: "Mi gracia es suficiente para ti, porque mi poder se perfecciona en la debilidad". (2 Corintios 12: 9, NVI)

La naturaleza inquietante de la pérdida puede provocar ansiedad, pero podemos confiar en Dios con cada cosa nueva que nos preocupa:

Dale todas tus preocupaciones y preocupaciones a Dios, porque él se preocupa por ti. (1 Pedro 5: 7, NTV)

Por último, pero no menos importante, esta descripción del cielo es posiblemente el versículo más consolador para los creyentes que han puesto su esperanza en la promesa de la vida eterna:

Se limpiará cada lágrima de sus ojos, y no habrá más muerte, tristeza, llanto o dolor. Todas estas cosas se han ido para siempre. (Apocalipsis 21: 4, NTV)
Faeries en el jardín

Faeries en el jardín

¿Qué es un culto de carga?  Orígenes del término

¿Qué es un culto de carga? Orígenes del término

Biografía de Haile Selassie: Emperador etíope y Mesías Rastafari

Biografía de Haile Selassie: Emperador etíope y Mesías Rastafari